MENÚ

Cía. Daniel Abreu, una de las compañías más destacadas de la escena nacional española presenta La desnudez, una propuesta coreográfica que mira y narra un tipo de intimidad y lo que la sostiene.

La pieza describe el hecho mágico de una relación donde ya no existen las preguntas y solo hay acción. Dos figuras en escena, acompañadas de la música, el músico y el sonido grave del viento en el metal. La desnudez responde a ese lugar de intimidad, donde ya no existen las preguntas. La belleza en la desnudez de lo que hay y lo que acontece.

Un trabajo cuyo proceso creativo «comenzó sin nombre ni camino», según el coreógrafo Daniel Abreu. «Dos años con la tierra en barbecho y en esto encontrando más belleza en las cosas, en los pasos de baile, en las bolsas de basura y en los instrumentos rotos. Construíamos y destruíamos», explica.

Este viaje de 75 minutos se abre a la lectura de la persona espectadora, quien podría verla como un flashback o sencillamente como los tortuosos caminos de una pareja para llegar al afecto.

Así, las intérpretes usan la poética de la danza para nadar en estas polaridades. A veces, lo sublime de una mano que toca e intercambia calor y sudor y otras veces, simplemente, quiere mal. Se construye y se destruye, como el acto de la respiración. Viajan desde la muerte al amor y existen.

Logo Ayto
Logo AZ footer